Las trabajadoras del sector textil, en su mayoría mujeres, no solo trabajan en deficientes condiciones de seguridad e higiene a cambio de salarios de miseria, también están expuestas a sustancias químicas contaminantes con graves impactos en la salud humana y en el ambiente.

Vía Píkara Magazine.